9 roles que debes conocer para impulsar tu equipo de trabajo

9 roles que debes conocer para impulsar tu equipo de trabajo

Para entender como unos equipos de trabajo tienen éxito y otros no, debemos partir del concepto de “rol o papel” que cada miembro del equipo desempeña.

Conocer y saber gestionar el rol que cada persona desempeña dentro de un equipo de trabajo nos ayudará a formar un equipo de trabajo completo y eficaz.

El Dr. Meredith Belbin, tras una década de investigación, descubrió que:

  • Se pueden predecir los roles que cada miembro de un equipo va a desempeñar y en última instancia predecir la probabilidad de que, en función de la combinación de roles, un equipo se a mejor que otro.
  • Los equipos excelentes a nivel de intelecto no superan en rendimiento a los equipos con equilibrio de roles.
  • Los equipos mas exitosos son los que están formados por una mezcla de roles y por tanto cuentan con diversidad de comportamientos.
  • Para una adecuada gestión del equipo de trabajo es necesario comprender los diferentes roles, pero para alcanzar el éxito es necesario poner en valor y coordinar las diferentes aportaciones de los miembros de un equipo así como asignar adecuadamente las tareas en consecuencia.
  • La diversidad de comportamientos se agruparon en nueve patrones que se denominan “Roles de equipo”

 

La descripción de los nueve “roles de equipo” sería:

  1. Impulsor: son personas que trabajan bien bajo presión, con iniciativa y coraje para superar obstáculos. Tienen tendencia a la provocación, ofendiendo los sentimientos de los demás en ocasiones. Pueden enfadarse en su afán de que las cosas se hagan.
  2. Implementador: son personas prácticas, de confianza y eficientes. Transforman las ideas en acciones y organizan el trabajo que debe hacerse. En cierta medida pueden ser inflexibles y lentos a la hora de responder a nuevas posibilidades. Les cuesta renunciar a sus planes a favor de cambios positivos.
  3. Finalizador: son personas concienzudas que buscan los errores, pule y perfecciona. Tienen tendencia a preocuparse en exceso y ser reacios a delegar. Pueden intentar llevar el perfeccionismo al extremo.
  4. Coordinador: son personas maduras y seguras de si mismas. Permiten aclarar las metas y saben delegar. Se les puede percibir como manipuladores. Pueden delegar en exceso, quedándose con poco trabajo para ellos mismos.
  5. Investigador de recursos: son personas extrovertidas, entusiastas y comunicativas. Busca oportunidades y desarrolla contactos. Pueden ser demasiados optimistas y perder el interés inicial una vez ese entusiasmo desaparece. Pueden olvidarse a dar seguimiento a las iniciativas.
  6. Cohesionador: son personas cooperativas y diplomáticas. Escucha e impide los enfrentamientos. Puede ser indeciso en situaciones cruciales y tender a evitar la confrontación. Puede dudar a la hora de tomar decisiones impopulares.
  7. Cerebro: son personas creativas e imaginativas. Generan ideas y resuelven problemas. Pueden estar demasiado absortos para comunicarse eficazmente. Pueden ser despistados y olvidadizos.
  8. Monitor evaluador: son personas serias, perspicaces y estrategas. Pueden carecer de iniciativa y de habilidad para inspirar a otros. Pueden ser demasiado críticos. Pueden ser lentos a la hora de tomar decisiones.
  9. Especialista: son personas que aportan cualidades y conocimientos específicos. Pueden contribuir solo en tareas muy limitadas y explayarse en tecnicismos. Pueden saturarte con gran cantidad de información.

 

Los equipos de éxito necesitan una combinación adecuada de personas, de tal manera que los comportamientos asociados a los nueve roles estén representados. Esto no significa que necesites nueve personas en tu equipo de trabajo. La mayoría de las personas se sienten cómodas desempeñando dos o tres roles de equipo a la vez.

No hay roles de equipo buenos o malos sino que hay un buen o mal conocimiento de nuestro rol y del de nuestros compañeros. Solo mediante el uso de las fortalezas colectivas y complementarias, las personas y los equipos pueden alcanzar su pleno potencial.

Identificar los roles de equipo nos permite asegurarnos de utilizar nuestras fortalezas de la manera más ventajosa posible y de gestionar nuestras debilidades lo mejor que podamos. Hay que ser conscientes de las dificultades que se le pueden presentar a nuestro equipo de trabajo y hacer un esfuerzo colectivo por evitarlas.

Autor: Roberto Sánchez Rivas, docente del Máster en Dirección de Proyectos Internacionales PMI de EADIC.

 

Compartir

Contenido seleccionado para ti

Corrosión del pretensando
1. Corrosión del pretensado   Es un fenómeno conocido de las estructuras de hormigón armado, ¿pero la corrosión de armaduras activa…
Suscríbete a nuestro boletín

Recibe directamente en tu correo las últimas noticias y actualizaciones de eadic.

Ir arriba