Condiciones mínimas de explotación. Túneles - Eadic

Condiciones mínimas de explotación. Túneles

1. Introducción a las Condiciones Mínimas de explotación

 

Las condiciones mínimas de explotación (CME) quedarán reflejadas en el Manual de Explotación del túnel, que desarrolla la empresa. En su elaboración intervienen fundamentalmente el Director de Explotación, el Gestor y el Responsable de Seguridad del túnel.

En caso de emergencias se deben contemplar los servicios de urgencia, representados en su conjunto por Protección Civil, deberán ser consultados, bien por posibles usuarios de los equipos de extinción (Bomberos), o bien porque el túnel puede formar parte de un itinerario prioritario para servicios sanitarios o de emergencia.

 

Condiciones Mínimas de explotación
Mantenimiento de tunel

La Autoridad Administrativa, responsable en última instancia de la infraestructura, debe estar informada, ya que en función de la gravedad de la afección y del tiempo de cierre, el incidente puede derivar en unas consecuencias mayores de las previstas.

 

2. Pasos para la explotación del tunel

 

En primer lugar, se hace necesaria una clasificación del equipamiento y su asignación individual a una o varias funciones que garantice una correcta y segura explotación. Estas funciones se han buscado en cumplimiento de la Norma Básica de Autoprotección.

Seguidamente se revisarán los conceptos de función “compensable” y “redundante” pudiendo justificar que la infraestructura opere en un modo degradado temporalmente considerando tiempos de reparación y medidas compensatorias. Por último, se realiza una matriz funcional para analizarlo por separado cada equipamiento, análisis que ayudará a determinar las CME.

La Directiva Europea 54/2004 y el RD 635/2006 enumeran y describen brevemente las medidas de seguridad a implantar en túneles de carretera en función de longitud e intensidad de tráfico. Estas medidas son relativas al equipamiento y a las características de la propia infraestructura: número de carriles, salidas de emergencia, aceras, apartaderos, drenaje, firmes, resistencia al fuego, etc.

 

Condiciones Mínimas de explotación
Pasos para la detección de alerta

Cada uno de los equipamientos, sistemas, instalaciones, dispositivos, etc., instalados en un túnel se ajustan a la normativa y presta un determinado servicio. Nos encontramos ante un conjunto de elementos instalados para cumplir una o varias funciones.

 

3. Plan de Actuación de Emergencia

 

El Plan de Actuación de Emergencia, contenido en el Plan de Autoprotección, debe detallar los posibles accidentes o sucesos que pudieran dar lugar a una emergencia y los relaciona con la correspondiente situación de emergencia, e indica el procedimiento de actuación o plan de respuesta, a aplicar en cada caso.

Atendiendo a la Norma Básica de Autoprotección (Real Decreto 393/2007), un procedimiento de actuación de emergencia debe garantizar, al menos:

 

  • Principalmente, la detección y alerta.
  • La alarma.
  • Información en emergencia a personas que pudieran estar expuestas al riesgo.
  • También, el refugio, evacuación y socorro.
  • La solicitud y recepción de ayuda externa de los servicios de emergencia y su intervención coordinada.

Para aclarar dudas, la Norma Básica define alerta como una situación declarada con el fin de tomar precaución específica debido a la probable y cercana ocurrencia de un suceso o accidente, y alarma como el aviso o señal por la que se informa a las personas para que sigan instrucciones específicas ante una situación de emergencia.

 

3.1 Averia de equipamiento

 

Cuando un determinado equipamiento se avería o queda fuera de servicio debe evaluarse por separado cada función que realiza o en la que participa. Para que una función sea compensable es condición necesaria que sea compartida con al menos otro sistema o equipo instalado en el túnel.

La redundancia consiste en duplicar un equipo o un suministro durante la emergencia para disponer del mismo como reserva en caso de fallo del primero sin perjuicio de poder usarse alternativamente. Esto ocurre, principalmente en la acometida eléctrica, la gestión técnica centralizada y el sistema de ventilación.

 

3.2 Matriz de análisis funcional en las condiciones mínimas de explotación

 

La matriz de análisis funcional es una excelente herramienta para estudiar y evaluar los equipos de prevención y protección en cada caso particular y es recomendable utilizarla para especificar las CME.

 

Condiciones Mínimas de Explotación
Equipamiento

La matriz permite:

 

  • Identificar cómo se garantiza cada función por combinación de equipos.
  • Diferenciar los equipos que pueden compensar la disfunción de otro.
  • Adicional, facilitar el desarrollo de modos de explotación degradados.

4. Conclusión

 

En conclusión, es conveniente tener presente que toda restricción de las condiciones de tráfico debe justificarse adecuadamente. Disminuir la duración de las mismas en cumplimiento de las CME supone, en cierta forma, una medida de la resiliencia del túnel.

 

Autor: Ángel Ignacio Gascón García, docente del Máster de Diseño, Construcción y Mantenimiento de Carreteras

 

Compartir

Contenido seleccionado para ti

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe directamente en tu correo las últimas noticias y actualizaciones de eadic.

Ir arriba