El marcado CE de las mezclas bituminosas - Eadic

El marcado CE de las mezclas bituminosas

1. Introducción

 

La Directiva Europea 89/106/CE sobre productos de construcción, tiene el objeto de:

  • Armonizar a nivel europeo los requisitos técnicos de los productos.

Para que no exista ninguna reticencia a su entrada y libre circulación en los países miembros de la Unión Europea.

Los países miembros de la Unión Europea, entre ellos España.

  • Elaboraron su correspondiente normativa para adaptarla a la Directiva Europea.
  • El plazo límite que fijó la Unión Europea fue el 1 de enero de 2008.

El presente documento tiene como finalidad analizar cómo afectaron las normas europeas EN-13108 y EN-12697 a las mezclas bituminosas en España.

 

Marcado CE
Mezclas bituminosas. Fuente: involucrasl.es

 

2. Marcado CE

 

El marcado CE asegura que el producto cumple con una serie de requisitos esenciales para las obras civiles y edificación.

Estos de manera genérica son:

  • Estabilidad y resistencia mecánica.
  • Seguridad frente al fuego.
  • Salud, higiene y medio ambiente.
  • Seguridad de uso.
  • Aislamiento acústico.
  • Aislamiento térmico y ahorro energético.

 

– Normativa europea

 

Un aspecto importante de la normativa europea:

  • Es que se centra únicamente en las especificaciones de la Mezcla Bituminosa como producto.

Esta norma no hace referencia a los materiales que la constituye, así como tampoco a su puesta en obra, por lo que no aparecen factores que la condicionen.

No trata de sus especificaciones como parte de la obra, sino exclusivamente como mezcla bituminosa.

 

– Mezclas bituminosas

 

Aplicado a las mezclas bituminosas, esto se traslada en los siguientes requerimientos:

Generales: 

    • Granulometría
    • Contenido de huecos.
    • Sensibilidad al agua.
    • Resistencia al fuego, fuel (aeropuertos), fluidos de deshielo, abrasión y deformación permanente.
    • Temperatura de la mezcla.

 

Empíricos:

    • Contenido mínimo en ligante.
    • Estabilidad Marshall máxima y mínima.
    • Cociente Marshall.
    • Deformación Marshall
    • Hueco en áridos.
    • Hueco relleno.
    • Deformación máxima compresión uniaxial.
    • Velocidad de deformación en Wheel Tracking.
    • Profundidad máxima en Wheel Tracking.

 

Prestacionales:

    • Módulo dinámico mínimo.
    • Módulo dinámico máximo.
    • Deformación Wheel.
    • Tracking
    • Ratio deformación.
    • Triaxial
    • Fatiga

 

Cada uno de los requerimientos se traslada a un tipo y/o método de ensayo.

Las mezclas configuradas según la Directiva:

  • No se tienen que diseñar para un tipo de firme.
  • Para un clima en concreto.
  • Para un tipo de tráfico específico pesado.

 

Se configuran según unas especificaciones tipo menú o niveles de exigencia que clasifican a las mezclas dentro de unas categorías.

Por lo que existe desde el principio, una gran diferencia entre la normativa europea y la anterior legislación española del PG-3.

 

 

– Libre circulación

 

El marcado CE es un “pasaporte” para la libre circulación del producto en el mercado interior de la Unión Europea.

Representa el respaldo de la “aptitud” del producto para el uso previsto, significando que el producto es conforme con una norma armonizada o un DITE.

 

– Marcado obligatorio

 

El marcado CE es obligatorio tras los periodos reglamentarios de implantación:

  • Para cualquier familia de productos, que disponga de una especificación técnica armonizada publicada oficialmente.

 

Sin embargo, el marcado CE no es una “marca de calidad”:

 

  • Puesto que únicamente respalda los aspectos relativos a los requerimientos esenciales de seguridad, salubridad y protección al medio ambiente.

Con una fiabilidad basada en la evaluación de los riesgos relacionados con estos aspectos.

 

Naturalmente, el marcado CE tampoco respalda el buen empleo y manipulación del producto ni; por supuesto, el diseño correcto de la edificación u obra civil en la que deba ser empleado.

 

Marcado CE
Libre circulación. Fuente: oliverbatlle.com

 

Las marcas de calidad de producto que son de tipo voluntario, como por ejemplo:

  • La marca N de AENOR.

Pueden seguir siendo empleadas, pero no sustituyen al marcado CE, sino que en todo caso, lo complementan.

La Comisión impone que estas marcas voluntarias no contengan elementos ya cubiertos por el marcado CE.

Y que se empleen acompañando al marcado CE de forma inequívoca, y al menos, en igualdad de condiciones.

 

3. Fuente bibliográfica

 

  • X Jornadas de Conservación de Carreteras (Ministerio de Fomento y ATC)

 

Autor: Ángel Ignacio Gascón García, docente del Máster de Diseño, Construcción y Mantenimiento de Carreteras

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Contenido seleccionado para ti

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe directamente en tu correo las últimas noticias y actualizaciones de eadic.

Ir arriba