El nuevo horizonte de calidad del agua en Europa - Eadic

El nuevo horizonte de calidad del agua en Europa

1. Calidad del agua

 

Ya podemos entrever y aquí veremos las líneas maestras, sobre cómo será el control paramétrico de la calidad del agua de consumo de los diferentes países que componen la UE en la próxima década.

Toda vez que la Directiva (UE) 2020/2184 del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de diciembre de 2020 relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano, ha sido publicada, a falta que cada país miembro trasponga a la legislación nacional los pormenores de estas nuevas medidas.

Vienen a establecer un nuevo horizonte enmarcado en los modelos de evaluación y gestión de riesgos, o Planes Sanitarios del Agua (PSA), así como una actualización de los parámetros de control.

 

2. Modelo

 

– Obligatoriedad

 

En primer lugar, sobre el Modelo de Evaluación y Gestión de Riesgos, se introduce la obligatoriedad de su implantación en todos los abastecimientos, de manera integral y para todo el sistema de suministro:

  • Masas de aguas utilizadas para la captación de agua destinada a consumo humano, siendo responsabilidad de la Administración, con un plazo máximo de 4 años tras la trasposición de la Directiva.
  • Sistema de suministro: siendo obligación del Gestor del Abastecimiento, con un plazo máximo de 6 años desde la trasposición de la Directiva.
  • Instalaciones interiores, recayendo en este caso la responsabilidad de la Administración o propietarios de la instalación, con un plazo máximo de 6 años desde la trasposición de la Directiva.

 

3. Parámetros

 

En lo relativo a los parámetros de análisis y siguiendo las últimas recomendaciones de la OMS, la nueva DAC introduce nuevos parámetros a determinar en rutina (ácidos haloacéticos, compuestos perfluoroalquilados -PFASs-, bisfenol-A, uranio, Microcistina-LR, cloritos y cloratos) y en la valoración del riesgo de captaciones (colífagos somáticos).

Calidad del agua
Agua potable. Fuente Pixabay – ExplorerBob
Calidad del agua
Agua potable. Fuente: Pixabay – Tibor Janosi Mozes

 

4. Valores paramétricos

 

En lo que respecta a los valores paramétricos (límites máximos), siguiendo también las recomendaciones de la OMS, Se revisan a la baja para el plomo y el cromo, y se relajan para el boro, el antimonio y el selenio.

 

– Modelo

 

Se introduce un nuevo modelo de Control y Frecuencias de los análisis según el Anexo II.

 

– Control

 

Por este motivo, deberá controlarse la calidad del agua de consumo humano. Este control deberá ser específico de cada sistema de abastecimiento y deberá incluir:

  • Parámetros de las partes A, B y Ba del Anexo I (control equivalente al de la Directiva anterior, con la adición de nuevos parámetros).
  • Parámetros específicos en función de la valoración de riesgo local.
  • Para los sistemas de distribución doméstica, parámetros de la parte C del Anexo I.
  • Parámetros de la “Watch List” (lista de vigilancia).

 

5. Retos

 

Uno de los principales retos a los que nos enfrentaremos a nivel de instalaciones de tratamiento, es el establecimiento de un programa de control operacional.

 

– Provisiones

 

  • Según las provisiones de la parte A del Anexo II.

Destacando el objetivo de alcanzar valores de turbidez inferiores a 0,3 NTUs en las plantas de  tratamiento, que deberán disponer de un control online de este parámetro si producen más de 10 000 m3/día.

 

  • Dentro de este control operacional, también deberán determinarse los colífagos somáticos en las aguas crudas.

Si la valoración de riesgo lo identifica como necesario (riesgo de presencia de virus).

 

  • Posteriormente se podrá proceder a reducir la frecuencia de un parámetro o plantear su supresión, cuando se cumplan determinadas condiciones (véase los anexos en el archivo de la Directiva).

 

– Sustancias

 

En este sentido, es interesante la revolución que supone la observancia de ciertas sustancias, como la determinación de microplásticos antes de 3 años tras la entrada en vigor de esta Directiva, con el objetivo de incluirlos en la “Watch List” (control en aguas crudas).

Sin duda, esta reforma de la reglamentación supondrá realizar esfuerzos en todos los ámbitos del abastecimiento, en especial en las estaciones de tratamiento del agua potable, desde la perspectiva y convencimiento de que redundará en una mayor seguridad y calidad del agua potable que se suministre a la población.

 

Autor: Sergio Casado Romeral, docente del Máster Ingeniería del Agua (Tratamiento de Agua Potable).

 

Compartir

Contenido seleccionado para ti

Riesgos psicosociales. Evaluación
1. Introducción   Cuando se hace una evaluación de Riesgos psicosociales tenemos que ir más allá del mero cumplimiento de la Ley de…
Suscríbete a nuestro boletín

Recibe directamente en tu correo las últimas noticias y actualizaciones de eadic.

Ir arriba