Implantación de la ISO 39001 en empresa de conservación de carreteras -

Implantación de la ISO 39001 en empresa de conservación de carreteras

1. Introducción

 

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible incorpora la seguridad vial dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, de forma que la convierte en un foco prioritario de actuación y la enmarca como estrategia fundamental a integrar en los planes de desarrollo de cualquier empresa y país.

Bajo un paraguas de “norma”, la ISO 39001 “Sistemas de Gestión de Seguridad Vial, Requisitos y Recomendaciones de buenas prácticas”, objeto de este documento, se postula como herramienta de gran valor y utilidad para alcanzar tales fines.

Asimismo, se plantea cómo abordar la implantación del sistema de gestión certificado en una empresa de conservación y explotación de carreteras.

 

ISO 39001
Seguridad vial. Fuente: expansion.com

2. ISO 39001

 

La ISO 39001 ayuda a las empresas a orientar e implantar un sistema de gestión de la seguridad vial dentro de su organización, con unos determinados requisitos y especificidades para la particular actividad que desarrollan las mismas.

Permitiendo reducir la incidencia y riesgos derivados de los accidentes de tráfico disminuyendo las víctimas mortales y heridos graves consecuencia de los mismos.

Además es complementaria, compatible e integrable con otros procesos de organización o sistemas de gestión que se puedan disponer, tales como:

  • Los de seguridad y salud (ISO 45001).
  • Calidad (ISO 9001).
  • Medio ambiente (ISO 14001).

 

– Sistema de gestión

 

El sistema de gestión incluido en la Norma ISO 39001 se basa en la metodología conocida como ciclo de Deming o ciclo PDCA (Plan-Do-Check-Act).

Refiriéndose a un proceso cíclico que requiere un fuerte liderazgo y un férreo compromiso de la alta dirección de la organización.

Este ciclo de Deming se basa en la retroalimentación del sistema (feedback) para conseguir los mejores resultados.

La Seguridad Vial es un fenómeno complejo donde intervienen muchos agentes y esta es la mejor metodología.

No obstante, se debe tener en cuenta también la dotación de recursos para poder garantizar la consecución no solo de la certificación, sino también de su implantación y del proceso de auditorías propio de cualquier norma a implantar en una organización.

 

– Actividad

 

La actividad de las empresas de conservación se desarrolla en carreteras con condiciones de tráfico intenso, meteorología adversa, etc.; haciendo que las operaciones deban planificarse debidamente.

Igualmente, deberemos facilitar de manera segura los desplazamientos “in itinere” desde los domicilios al centro de trabajo (Centro de Conservación y Explotación CCOEX) de los trabajadores, tanto en condiciones ordinarias como en condiciones más adversas (en periodos de Vialidad Invernal, por ejemplo).

Cada empresa de conservación deberá analizar, particularizar y priorizar sus factores de desempeño, a fin de identificar factores o criterios medibles que contribuyan a la Seguridad Vial.

 

3. Factores

 

– Factores de exposición al riesgo:

 

  • Condiciones de uso del sistema vial:

(Sección transversal carretera, IMD, pendiente, iluminación, señalización vertical, señalización horizontal, etc.).

Por los empleados “in itinere” hasta los CCOEX.

 

  • Condiciones de uso del sistema vial:

(Sección transversal carretera, IMD, pendiente, iluminación, señalización vertical, señalización horizontal, etc.).

Por los empleados que se desplazan hasta los lugares donde tienen que ejecutar los trabajos de conservación.

 

  • Volumen de servicio:

(Recorridos vigilancia, recorridos explotación, recorridos inspección elementos de la carretera, operaciones de mantenimiento, etc.).

 

 

Factores finales de resultado:

 

  • Número de accidentes e incidentes y tipología:

Es importante recabar toda la información necesaria de los accidentes e incidentes que se produzcan tanto en misión como en “in itinere”; así como de los daños patrimoniales.

  • Número de heridos leves, graves y muertos de usuarios de carretera.
  • Número de heridos leves, graves y muertos de empleados directos o indirectos (subcontratas).

 

– Factores intermedios de resultado:

 

  • Condiciones de flota de vehículos propia y alquilada:

 (Años, número de kilómetros, etc.).

  • Condiciones de los conductores:

Fatiga, horas de conducción, alcohol, etc.; haciendo especial hincapié en aquellos trabajadores cuya jornada laboral se desarrolla dentro de los vehículos de la conservación (vigilantes, conductores de vehículos de Vialidad Invernal, etc.).

  • Formación en emergencias ante cualquier incidente/accidente que afecte a la Seguridad Vial.
  • Segregación en los CCOEX de zonas para vehículos ligeros y vehículos pesados, a fin de evitar posibles atropellos del personal, etc.

 

4. Conclusión

 

En base a la experiencia se demuestra que la gestión de la seguridad vial mediante la Norma ISO 39001, permite adoptar actuaciones que pasan de ser acciones coordinadas con un claro objetivo de eficiencia.

Posibilitando a la vez reducir los costes derivados de los accidentes viarios y sus consecuencias (vialidad, mantenimiento, etc.).

De igual modo, su implantación tiene un impacto positivo en el resto del sistema vial y en toda la sociedad, al avanzar un paso más hacia la “Visión Cero” en sus vías; tanto para los profesionales que trabajan en las infraestructuras viarias, como para los usuarios de las mismas.

 

Autor: Ángel Ignacio Gascón García, docente del Máster Internacional en Tráfico, Transportes y Seguridad Vial.

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Contenido seleccionado para ti

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe directamente en tu correo las últimas noticias y actualizaciones de eadic.

Ir arriba