Sobreviviendo y superando a la mediocridad como profesional - Eadic

Sobreviviendo y superando a la mediocridad como profesional

1.Introducción. La mediocridad

 

La mayoría de personas padecemos de mediocridad, en lo personal lo soy para dibujar, lavar platos, escribir a pulso y un largo etc del cual no soy consciente, a través de este escrito quiero contarles experiencias sobreviviendo y superando a la mediocridad.

En general ser mediocre no es algo malo sino más bien algo común en la mayoría de seres humanos, lo importante y difícil es reconocer en que lo somos y cómo podemos superarlo, si así lo deseamos.

2. La mediocridad algo común

Cuando somos niños no nos importa la mediocridad, solo nos importa ser sin importar si hacemos las cosas bien o mal, luego en la escuela por medio de evaluaciones identificamos para que somos realmente buenos, malos o mediocres.

Generalmente cuando obtienes un 5, en una escala del 1 al 5, eres excelente en la materia, cuando estas por debajo de 3 no eres el más brillante, pero cuando estas entre el 3.0 y 3.5, ¡eureka!, bienvenido a la mediocridad.

La mayoría de nosotros pasamos por la escuela y luego por la universidad con muchas materias rozando esa escala determinada por un 3 o su equivalente, logrando obtener grados y diplomas, para luego ingresar a un empleo sin que las notas importasen demasiado.

Desde que somos muy jóvenes es difícil saber lo que realmente queremos ser, a veces escogemos la profesión más por presión que por pasión y cuando iniciamos nuestra vida laboral estas mismas sensaciones se trasladan allí.

Por lo tanto, si escogemos una profesión que no nos inspire es muy probable que siempre estemos inconformes, si por ejemplo tu trabajo es frente a un computador, la mediocridad no estará en la definición del monitor ni en la calidad de la silla, estará en la persona que esta interactuando en medio de estos dos objetos, ósea tú.

3. Pasos para identificar la mediocridad

 

A continuación, presento los pasos para identificar la mediocridad, así como consejos para sobrevivirla y porque no superarla, hasta poder llegar a un nivel de excelencia, el cual solo se logra sin presión y sintiendo un flow constante por el gusto de hacer las cosas.

a. Identificar

 

Lo primero es saber que me gusta y que no, si amas tu equipo de futbol favorito, compras su camiseta, vas al estadio, disfrutas sus triunfos y sufres sus fracasos, habrás encontrado tu pasión y por lo tanto llegas a la excelencia, que no es más ni menos que entregarte con todo tu espíritu a tu equipo.

Mediocridad
Fuente. https://pixabay.com/es/

Por el contrario si te toca cocinar y tu comida es aceptable o comestible, pero no encanta y tampoco te preocupas por hacerla mejor, habras identificado una de las cosas en las cuales eres mediocre.

No obstante como ya se ha mencionado en este escrito, esto no te hace malo ni bueno, simplemente humano y habrás encontrado una oportunidad de mejora.

b. Sobrevivir

 

Una vez identifiques tus mediocridades, solo te quedará mejorar y cualquier cosa que hagas para ello será un triunfo para ti. Es muy importante seleccionar las actividades en las que realmente quieres destacar y pasar de un 3 a un 4.

Mediocridad
Fuente. https://pixabay.com/es/

Ten presente que no es necesario que todo pase de la mediocridad a un estado superior, solamente los temas que te interesen y que te puedan ayudar a mejorar social, personal o económicamente, eso lo decides tú. El resto seguirá como esta en un estado de supervivencia básica.

c. Superar

 

Cuando seleccionas las actividades para dar el saldo de la mediocridad a la excelencia, es allí donde invertirás la mayor cantidad de tiempo, ya que debes vencer la facilidad de hacer algo mediocre para pasar a trabajar en algo bueno.

Por ejemplo si deseas mejorar tu redacción en correos corporativos, deberás buscar más palabras, mejorar la sintonía y empatía. O si deseas mejorar tus presentaciones, deberás investigar y probar nuevas herramientas, o simplemente analizar mejor los datos.

A veces no se requiere usar tecnologías disruptivas o modernas, simplemente con tener la actitud de querer hacer las cosas bien y aceptar que estas requieren más tiempo, será un excelente punto de inicio.

Mediocridad
Fuente. https://pixabay.com/es/

4. Conclusiones

 

La clave es ser consiente de tus medriocridades y saber en qué momento se deben superar, solo tú cuando estas en una sola comunicación frente a tu computador u otra herramienta de trabajo, decidirás si lo haces bien o solo por cumplir, pero cuando haces las cosas bien no solo marcará una diferencia en tu trabajo sino también en tu propia personalidad, ya que te sentirás lleno de orgullo por el deber cumplido así otros no te lo reconozcan.

Yo pienso que al final del día las empresas, así como los empleos van y vienen, pero la satisfacción personal es algo que nos queda y nos define a lo largo de nuestra vida, por lo tanto, siempre trato de hacer lo mejor posible para mí y estoy seguro que los demás lo notarán así nunca te lo digan.

Autor: Edward Celis experto en gerencia de proyectos y profesor del módulo Equipos de alto rendimiento en la Dirección de Proyectos en el Máster Internacional en Project Management

Compartir

Contenido seleccionado para ti

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe directamente en tu correo las últimas noticias y actualizaciones de eadic.

Ir arriba
Mediante el envío de mis datos confirmo que he leído y acepto las condiciones generales y política de privacidad